Photo
Photoset
Photo
Photoset

<3

Photoset
Photoset
Text

Bajo el volcán

Con su mano derecha se tocó bajo la chaqueta el bíceps de la izquierda. Fuerza… de cierta clase… ¿pero cómo infundirse valor? Aquel buen valor festivo de Shelley; no, aquello era orgullo. Y el orgullo invitaba a seguir adelante, ya fuera a seguir adelante hasta matarse o bien hasta enderezarse, como antes, tan a menudo, solitario, con ayuda de treinta botellas de cerveza y contemplando el techo. Pero esta vez era diferente. ¿Qué ocurriría si aquí la valentía entrañara admitir la derrota total, admitir que no podía uno nadar, admitir hasta (aunque por un instante la idea no parecí del todo mala) internarse en una clínica para curarse. No; fuera cual fuera el fin, no se trataba sólo de “salir de aquello”. En eso, ningún ángel podía ayudarle. En cuanto a los demonios, los había en su interior así como en el exterior; tranquilos por el momento (acaso durmiendo una siesta) seguían no obstante rodeándolo y habitándolo; lo estaban poseyendo. El Cónsul contempló el sol: no era su sol. Como la verdad, era casi imposible verlo de frente; no quería ir a ningún lado para acercársele, ni mucho menos, sentarse frente a su luz para verlo de frente. 

Photoset
Photo
Photoset